Domingo, 24 Septiembre 2017

N Noticias

El Vivero Municipal aconseja cómo proteger el jardín de los últimos fríos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El objetivo es ayudar a los vecinos a cuidar la flora que crece en su patio, para que cuando llegue la primavera no deban hacerse nuevas plantaciones, generando más gasto y esfuerzo.

  1.  En esta época, las plantas necesitan menos agua y abono, ya que inician una especie de proceso de letargo, así que no deben ser regadas tan a menudo como en el verano.
  2. El riego debe realizarse en los momentos más cálidos del día y solo mojando la tierra, porque las gotas en las hojas y tallo podrían llegar a congelarse y quemar las plantas.
  3. A las plantas y flores que sean más vulnerables se las debe cubrir con una tela, lona o plástico, especialmente durante las noches o en los días de heladas fuertes. Otra opción muy efectiva es añadir algún material aislante en las macetas (el producto se puede adquirir en viveros).
  4. Aquellos vecinos que cuenten con espacio en el jardín, tienen la opción de construir un invernadero (puede hacerse con elementos reciclados como botellas, madera que no se use o incluso ventanas viejas).
  5. En cuanto al césped, es importante no cortarlo al ras durante el invierno y, si hubo alguna helada, quitar el pasto muerto que quedó en la superficie. Nutrir el sustrato de plantas en maceta con abonos orgánicos (tanto en otoño como en primavera) es también muy recomendable.

 Centro de Desarrollo Agropecuario y Forestal Municipal

Ubicada en avenida Milazzo, entre 149 y 150, esta área realiza un trabajo integral de forestación en el Distrito. Además de la plantación de flores y arbustos en las plazas, peatonal céntrica, calles y avenidas más representativas y demás espacios verdes de la Ciudad, el Vivero desarrolla un intensivo trabajo de mantenimiento.

También se lleva a cabo la producción municipal de árboles y arbustos, y se cultivan plantines florales de estación, como caléndulas, clavelinas, phlox, violas y copetes, entre otras. Para ello, cuenta con 3 invernáculos y un umbráculo (lugar sombreado para rustificar las plantas) y herramientas específicas para dichas labores. Estas actividades son realizadas por cuadrillas de empleados municipales.

A su vez, se llevan adelante propuestas didácticas para que la población aprenda más sobre el cultivo y la tierra. Algunos de los cursos que brinda, en forma gratuita, son: Huerta orgánica, Sericultura -crianza de gusanos de seda- y Propagación de plantas aromáticas y Prácticas de Vivero, una iniciativa pedagógica que apunta a que los berazateguenses comiencen a vivir en contacto con la tierra y la naturaleza, comprometiéndose con ellas.

Para mayor información, comunicarse con el Centro de Desarrollo Agropecuario y Forestal Municipal al 4223–1918.