Domingo, 08 Diciembre 2019

N Noticias

Berazategui: la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El distrito muestra un mejor número que sus pares de la región y que la Provincia 

 Como consecuencia de las políticas públicas y sanitarias llevadas adelante por el Municipio, Berazategui tiene la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia y también la más baja de la media de la Provincia. Según datos oficiales, proporcionados recientemente por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, y que corresponden al año 2018, esta cifra disminuyó en el distrito a 8.4.

 Con este registro, Berazategui -comandada por Patricio Mussi- se posiciona como la ciudad más efectiva en esta materia de salud, en comparación con las otras que conforman la sexta región sanitaria y exhibe, incluso, hasta un mejor índice que todo el territorio bonaerense a nivel general, que durante el mismo período fue de 8.9. En este sentido, vale aclarar que estos números indican la cantidad de fallecidos por cada mil nacidos vivos menores de un año.

 Para tal fin, desde el año 2015 la Secretaría de Salud Pública e Higiene municipal, a cargo de la doctora Mariel Mussi, comenzó a implementar diversas estrategias que, finalmente, permitieron reducir la tasa de mortalidad infantil en el distrito, como la generación de una nueva modalidad de atención ambulatoria; la creación de consultorios especiales de neonatología en tres Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS), ubicados en puntos estratégicos y muy distantes entre sí, como El Pato, Barrio Marítimo y el Centro Sábatto (Centro Oeste), destinados a niños de riesgo de hasta 4 años; y la incorporación de visitas domiciliarias de neonatólogos para menores de un año que se encuentren en esa misma situación.

 Además, todo este trabajo está acompañado por otras tantas iniciativas de la Municipalidad, que se brindan de forma gratuita a la comunidad, como la entrega de leche maternizada durante los primeros 6 meses de vida de niños prematuros o de bajo peso, en los casos donde la lactancia materna está contraindicada o es insuficiente; la realización de monitoreos fetales a embarazadas a partir de la 36 semana de gestación en los diferentes CAPS del distrito; el dictado de cursos de preparto; la creación de una red de derivación de embarazadas de alto riesgo, por ejemplo, al Hospital Argerich, disminuyendo así las complicaciones durante el embarazo; y la incorporación -como política de Estado- de los diferentes métodos anticonceptivos, incluso con charlas sobre Educación Sexual Integral en los colegios secundarios, lo que contribuyó a disminuir notablemente el embarazo no deseado en adolescentes.

 “Este es un logro de la gestión del Intendente, quien en 2016 nos pidió al equipo de Salud que trabajásemos aún más en el cuidado de nuestros vecinos y, fundamentalmente, en dos grupos que tanto nos preocupan: las embarazadas y los niños menores de un año. Fue así que le presentamos una propuesta de trabajo, que le gustó mucho y que al año siguiente pusimos en marcha. De esta manera, comenzamos a disminuir la mortalidad infantil, hasta llegar a la tasa más baja de la historia de Berazategui”, contó la Dra. Mariel Mussi.

 Sobre los indicadores, la directora de Materno Infantil de la Secretaría de Salud municipal, Estela Valiente, expresó: “Estamos muy conformes y contentos con este resultado, a través del cual puede verse reflejado todo el trabajo que venimos desarrollando desde hace ya varios años y de forma sostenida desde el Municipio, que logró superar su mejor marca histórica (8.9 en 2016)”.

 En este sentido, la Dra. Valiente indicó: “Para medir la tasa de mortalidad infantil se toman todos los casos de niños fallecidos antes de cumplir un año, sobre el total de nacidos vivos. Dentro de este período, se encuentra la mortalidad neonatal, que es la más frecuente y se produce en los primeros 28 días del recién nacido, sobre todo en la primera semana de vida, lo que nos da muy poco margen de acción desde la Atención Primaria de Salud, ya que los bebés son extremadamente prematuros y ni siquiera salieron del hospital. Pero, una vez que llegan a su casa siendo pacientes de riesgo, nuestra prioridad es que esa vida no se apague y, si tiene alguna patología, disminuir sus secuelas lo máximo que se pueda”.

 “Una vez que el bebé sale del servicio de neonatología del Hospital ‘Evita Pueblo’ de Berazategui, o de cualquiera de los pediátricos públicos y privados con los cuales tenemos nexo, se nos informa e inmediatamente nosotros nos encargamos de controlarlo con una neonatóloga, porque sabemos que se trata de un niño de riesgo y que necesita de una atención especial. Además, una vez por semana, otra especialista se encarga de recorrer los domicilios de cada uno de ellos, analizando la evolución clínica del menor y desarrollando, junto a un enfermero, toda la atención clínica, puericultura y charlas con la familia”, explicó la directora de Materno Infantil con relación a las principales estrategias que permitieron que hoy la Ciudad pueda exhibir la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia. También, agregó: “En aquellos casos donde se encuentre incompleta la libreta de vacunación, personal de la Dirección de Medicina Preventiva Municipal se acerca al domicilio, vacunan al niño y a todo el entorno familiar, si es que así lo requieren, ya que es una medida fundamental de prevención”.

 “Para nosotros es un orgullo tener esta importante disminución en un índice tan fundamental como es el de la mortalidad infantil. Sin dudas, este es uno de los principales logros de una gestión municipal con una coherencia de muchos años, como es la de los Mussi, a la hora de priorizar a la gente más vulnerable, garantizándoles la misma atención, o incluso mejor, que la que podrían encontrar en una clínica privada”, concluyó Valiente.